"Too many guys think I'm a concept or I complete them or I'm going to make them alive, but I'm just a fucked up girl who is looking for my own peace of mind. Don't assign me yours."

domingo, julio 12, 2009

Battlestar Galactica




Nuestra historia comienza con la caída de la raza humana, en una nave llamada Galáctica; la última nave de batalla que ha quedado luego de la guerra contra los Cylons. Pero un día, luego de 40 años, los terribles robots regresan para exterminar a la mayor parte de la población que habitan las 12 colonias, entre ellas incluida Caprica. Queda en el espacio la nave Galáctica, junto a una flota de naves de distintas clases, como los últimos sobrevivientes de la raza humana.

Pero, ¿quienes son los Cylons?

Los Cylons son máquinas creadas por el hombre, las cuales un día se revelan ante sus creadores e incian una guerra, hasta que finalmente se retiran a buscar un planeta para ellos mismos, pero manteniéndose en silencio mientras cultivaban su "plan". Ese plan se llama Battlestar Galáctica.
Pero los cylons también representan una metáfora: son la excusa perfecta para mostrar cuál es la verdadera esencia del ser humano. Ellos no son solo robots. Han sido creados a imagen y semejanza de las personas, y lamentablemente representan lo peor de nosotros. Esto no justifica la guerra que los cylons le declaran a la humanidad matándolos a todos, pero... ¿qué tanto de culpables tienen los cylons en esto, y que tanto de inocente la raza humana?

Es que este planteo que les propongo, es lo que para mi hace de Battlestar Galactica una serie, que no solo es de ciencia ficción, sino que presenta un análisis profundo de las características humanas, y de hasta donde es capaz de llegar el hombre por su supervivencia. BSG no solo decide indagar en la esencia del hombre, sino que también nos presenta historias, relaciones variadas entre sus personajes. Ya sea la relación entre un padre y su hijo, la culpa por las actos que cometemos y sus consecuencias, el amor en tiempos difíciles, e inclusive resaltar el tema de la religión. Es que BSG nos presenta a una raza humana diferente, la cuál cree en los Dioses: los señores de Kobol, pero el punto más fascinante es mostrar a los robots Cylons, creyendo en un Dios. Mientras los humanos tienen su leyenda de que algún día encontrarán Kobol, y Kobol los guiará a un planeta llamado Tierra; los Cylons viven con el fin de acercarse cada vez más a Dios y alcanzar la perfección. Pero también los Cylons han evolucionado. Ahora se ven como humanos, sienten como humanos. Poseen un alma. E inclusive, muchos de ellos, ni siquiera saben que son Cylons.


Esta serie habla de la lucha entre la máquina y el hombre. La máquina evolucionando para asemejarce al hombre y llegar lo más cerca que puedan de Dios; y el hombre exterminado, que debe tomar las decisiones más terribles para sobrevivir mostrando sus mayores miserias.



El episodio piloto de BSG y su primera temporada se asemejan a la perfección televisiva a la que Lost nos mal acostumbró. La mayoría de sus personajes tienen una gran historia para contar, e incluso cuentan con un discurso narrativo (flashback/flashforward) paralelo al de la fascinante Lost. Pero, principalmente, creo que Galáctica es una serie transgresora; que se han animado a tocar temas o determinadas situaciones y tratarlos de manera burlona o terriblemente cruel (como ser el asesinato de un bebé). Desde el fantástico Comandante Adama hasta el paranoico Gaius y su amiga Cylon nº6, se entreteje una historia de amor, odio y desesperanza, mezclado con ese último destello de luz con el que cuenta la humanidad para su supervivencia.
Battlestar Galáctica representó (por lo menos hasta donde he visto hasta ahora, y junto a Lost) el ejemplo más claro de la nueva televisión. Esa televisión que nos hace pensar, nos hace ver más allá, nos deja sorprendidos e inquietos, y nos da un rol activo como televidente.



1 comentario:

Luis Fanlo dijo...

Qué bien describís la esencia de la serie! Yo pienso como vos, los cylon sirven para que veamos nuestro lado más oscuro, habla de nosotros de las cosas terribles que podemos crear y de los dilemas éticos que nos plantea hacernos cargo de nuestras creaciones más aberrantes.

Related Posts with Thumbnails