"Too many guys think I'm a concept or I complete them or I'm going to make them alive, but I'm just a fucked up girl who is looking for my own peace of mind. Don't assign me yours."

jueves, enero 08, 2009

Miguel Prado

.

.

.







Fue cuestión de semanas atrás, cuando la 3era temporada de la serie Dexter terminó de emitirse en EE.UU., y quien publica luego de verla, quedó con un cierto sentido de decepción porque la serie tomó un rumbo que convencía muy poco y que estaba muy por debajo del nivel de las dos temporadas anteriores.

Pero como en todo lo "malo" siempre encontramos algo "bueno", aquí no es la excepción. Tuvimos el placer de conocer a Miguel Prado (genial interpretación de Jimmy Smits), Fiscal de Distrito de la ciudad de Miami, el cuál conoce a Dexter Morgan luego que su hermano es asesinado y empieza a transformarse en su "amigo". Poco a poco, nuestro asesino serial va cayendo en las manos de Miguel, hasta el punto de enseñarle el código que tantas veces lo ha salvado.

Pero Miguel no es lo que parece, y quizá esa sea la mayor fascinación que su personaje tiene para regalarnos: nunca terminamos de conocerlo. Cuando creemos que sabemos que quiere y quien es realmente, se encarga de demostrarnos que estábamos equivocados, que siempre está un paso más adelante. Y resulta ser la primera vez que Dexter encuentra a un par de él, alguien que está igual de perjudicado pero que tiene en sus manos el poder de la ley. Ya no es la cacería anterior frente a su hermano o a la hermosa Lila, sino con alguien que suele adelantarse y que puede acceder a información y manejar hilos fuera del alcance de Dexter.

Miguel es respetado y querido por todo su entorno, como buen Fiscal que parece ser, pero en su interior oculta su propio oscuro pasajero, que aún no encuentra la manera de salir a la luz. Por eso mismo, utiliza sus maniobras con Dexter, aprovecha su ingenuidad tan pocas veces vista, y gracias a él, logra despertar su interior, logra animarse a integrarse al juego de matar. Juego que a mi entender ansiaba de jóven, tanto que hasta convence a Dexter que ha matado a su padre, cuando no es así. Insiste en mostrarse capaz de realizar aquellos actos monstruosos, como también manipula la mente de Dexter, queriendo mostrarle que en el fondo son iguales, que son como hermanos. Lo que Miguel ignora, es que Dexter ha sido el que ha clavado el puñal sobre su hermano asesinado al comienzo de la temporada, y que esa verdad, será el verdadero cuchillo que Dexter sacará a la luz para terminar de destruirlo, para finalmente mostrarle que nadie puede ser como el, que el es el verdadero monstruo.

Quizá el destino de Prado ha sido injusto, quizá su muerte ha sido precipitada, pero no tengo dudas que lo mejor de esta temporada ha sido el deleite de los encuentros entre nuestros dos protagonistas; encuentros donde el gato y el ratón jugaban a perseguirse, cambiando roles constantemente, donde el debate de lo que es correcto o no sale a la luz, y la pregunta: ¿que diferencia hay entre Dexter con su código y Miguel Prado que empieza a crear el suyo propio? Ambos necesitan llenar algo en su interior, alimentar a ese pasajero que está en cada uno de ellos.

Por todo esto, la imagen de Miguel resulta ser única e irrepetible. El era una caja de pandora, dispuesta a abrirse en cualquier momento, y a pesar de su muerte, creo que gana la batalla en cierto sentido, porque logra desequilibrar a Dexter por primera vez, logra engañarlo, lo debilita frente a esa sensación de no saberse solo, logra entrar en lo más oscuro y secreto de su ser, creer que ha encontrado un amigo para sus aventuras y eso es lo que le da el veredicto de la victoria.






2 comentarios:

Luis Fanlo dijo...

Coincido totalmente con vos, lo único rescatable de la tercera temporada es la "relación" entre Miguel y Dexter. Tengo esperanzas en la cuarta temporada ya que me pareció advertir en el último episodio de la tercera que volvía a aparecer el dexter que todos conocíamos y queríamos ver... yo editaría toda la temporada con un compilado Miguel-Dexter y el resto lo dejaría para el olvido... en fin, veremos...

Luis Fanlo dijo...

NO me equivoqué con mi intuición, la cuarta temporada es genial!

Related Posts with Thumbnails