"Too many guys think I'm a concept or I complete them or I'm going to make them alive, but I'm just a fucked up girl who is looking for my own peace of mind. Don't assign me yours."

lunes, septiembre 22, 2008

La gran mentira de los Emmys




Ayer, 21 de septiembre, se realizó la entrega de los premios Emmy a la televisión, la cuál vi con mucha expectativa porque entre los nominados se encontraban Michael Emerson, más conocido como el amigo Ben Linus y Michael C. Hall, que encarna a nuestro asesino serial favorito Dexter.
Sinceramente, esta entrega de premios es una decepción, no solo porque ninguno de ellos ha levantado la estatuilla, sino porque me ha llevado a plantearme nuevamente ciertos aspectos que no entiendo de estas premiaciones.

Según mi criterio, hay ternas y premios que van de la mano, por eso me pregunto: ¿cómo puede ser que gane como mejor serie "Mad Men", pero como mejor actriz Glenn Close por "Damages", y por dirección "House"? Una serie se constituye por diferentes factores como la dirección, el guión, sus actores, por lo tanto no puedo entender que es lo que, en este caso, transforma a Mad Men en la supuesta mejor serie del último año. En realidad, si puedo entenderlo si nos ponemos a pensar que viene de una cadena tan importante y con gran peso como HBO. Más allá de eso, no le encuentro explicación alguna a esto de querer repartir premios por doquier, quedando bien con todas las cadenas, cuando en realidad lo importante debe ser el trabajo realizado y no quién está detrás de él.

Pero yendo más a fondo, vamos a hablar de nuestros actores tan queridos que se han quedado con las manos vacías. Michael Emerson fue la revelación del 2007 con su aparición en Lost, no solo destacada por los fanáticos de la serie sino por la crítica en general. Creó un personaje que se llevó todas las miradas y que pasó de ser un personaje de solo 3 episodios, a uno principal en la estructura de Lost. No solo eso, cargó en sus espaldas toda la cuarta temporada de Lost, con escenas y frases que serán recordadas por años en la historia de la televisión. Es una injusticia atroz que los votantes hayan decidido hacerlo a un lado, y una sorpresa para todos los que dábamos por sentado que Emerson levantaría la estatuilla.

Pero por otro lado, decidieron ignorar completamente a Michael C. Hall, para premiar al actor de "Breaking Bad". Y aquí puedo hablar libremente, porque he visto esa serie por Sony, y si bien su actor principal hace lo suyo, no hay punto de comparación frente a un actor como Hall, que se pone sobre sus hombros una serie entera, y la lleva adelante. Su actuación roza la perfección muy de cerca, es detalladamente impecable y poderosa. Lo cuál me lleva a pensar que los prejuicios siguen presentes, y que las grandes cadenas son una barrera imposible para aquellas pequeñas productoras como "Showtime" ( cadena que emite Dexter) que ofrecen productos de altísima calidad pero que nunca son premiadas como deben serlo.

Por lo tanto, creo que nos han tomado el pelo. Quizá yo sea demasiado ingenua y me olvido que el dinero lo mueve todo, que los grandes canales de televisión pueden hacer y deshacer a su gusto y que la Academia tiene una imágen que resguardar. Por suerte aún quedan los votantes más fieles, que no se rigen por supuestos juicios de moralidad sino por interés, por el placer de disfrutar de un buen producto y de buenas actuaciones, y esos votantes incorruptibles, son nada más y nada menos que los fans.




3 comentarios:

Luis Fanlo dijo...

Coincido totalmente con vos; es que una cosa es la televisión como arte de la realidad y otra cosa la televisión como dispositivo que produce mercancías para el consumo. Se pretende hacer pasar como un premio artístico lo que en realidad es publicidad para las cadenas más poderosas que, como es el caso de HBO, son codificadas, es decir hay que pagar un sobreprecio para tenerla en el televisor. Como Sony emite, Sony también gana. Finalmente resulta que el único que se perjudica es el trabajo de actores, directores, guionistas, ya que sin duda también hay series y programas de las grandes cadenas que son muy buenos pero la sospecha los cubre. Y además, está la cuestión de lo "políticamente correcto" que no es otra cosa que el nombre que se le da a la hipocresía de quedar bien con el establishment y los grupos conservadores de presión, que por otra parte, son los que direccionan la publicidad de las grandes corporaciones. Pensaba que a pesar de todo, si bien nunca le darán el premio como mejor serie a Dexter, se lo darían a ese excelente actor que es Hall, o a Emerson. Pero, vamos, ¿como le van a dar un premio a alguien que interpreta a un "malo de la película"? Tampoco le dieron ni bolilla a James Spader, claro, si es un personaje que se la pasa cuestionando a don George W., sus guerras santas, y sus supuestas "conversaciones con Dios". Pero, como bien decís, es la audiencia la que finalmente consagra. Abajo los Emmy!!!!

e dijo...

estoy indignado...ya mismo organizo una sentada mundial via mail!!!

te amo

Ale dijo...

No creo que seas ingenua, todo lo contrario, sabés muy bien que todos esos premios tienen contexto monetario, político y por quienes "caen mejor" socialmente.

Aún así la pegaron en una creo, House no me parece mal que haya ganado ese premio. No sé si estaba nominada Lost para Dirección, que sería la ganadora para mi (bah, para mi Lost tendría que ganar todo jajaja) pero House sería mi segunda opción de cabeza.

En fin, estos premios han perdido la emoción que daba verlos años atrás. Una pena, pero así es el mundo de hoy y ni el cine ni las series se salvan. Tampoco la música. Y tampoco la Literatura.

Un beso laU

Related Posts with Thumbnails