"Too many guys think I'm a concept or I complete them or I'm going to make them alive, but I'm just a fucked up girl who is looking for my own peace of mind. Don't assign me yours."

lunes, mayo 11, 2009

StarBodrioTrek

Una vez, hace mucho mucho tiempo, hubo un capitán llamado Kirk, que era el capitán de la nave Enterprise y que junto a su primer oficial Spock y a su tripulación, viajaban por el espacio a donde el hombre nunca había llegado antes. Estos viajes se trasnformaron en un clásico de ciencia ficción, llamado STAR TREK, que dió origen a otras series con nuevas generaciones, y a una larga lista de películas.

Pero un día de Mayo, se estrenó una nueva película, dirigida por el Sr. Abrams, y todo el universo que tanto queríamos de STAR TREK, se cayó a pedazos como una buena nave sin escudos para defenderse, atacada por una terrible lluvia de rayos lasers. Y no solo eso, sino que pareció convertirse en una especie de historia paralela, junto a la mejor serie de televisión: Lost.

Es que de golpe, nos encontramos con que la historia que conocíamos nunca sucedió, y se crea una realidad alternativa, donde un viejo Spock se encuentra con otro joven Spock (¡¿perdón?!) y le dice que no sea tan lógico, y con un capitán Kirk que debía ser el capitán del Entreprise pero que no lo es porque su padre sacrificó su vida para salvarlo a el y a su mujer, ya que una nave Romulana viene del futuro, para destruir Vulcano y de paso, la tierra, y de paso, matar al Embajador Spock, o al joven Spock. Bueno, matar a todos, a fin de cuentas. Y como papá Kirk nunca fue Capitán, hijo Kirk nunca se alistó en la flota y nunca se transforma en nuestro conocido amigo, sino en un mujeriego que pasa sus días de bar en bar desafiando la ley y una lista de etceteras que siguen indefinidamente.

Pero eso no es todo! De golpe, mientras uno está en su butaca, tratando de entender que es lo que hay en la pantalla, la imágen se trastoca y en cualquier momento puede aparecer el pelado John Locke o la pecosa Kate, o porqué no!, el Alpert de eterna juventud. Porque más que guiños a Lost, STAR TREK parece ser una apología a Lost (¿tendrá algún mensaje subliminal para que Lost suba su audiencia?). "Hay reglas", "Este es tu destino", "Este es mi proposito", "Ciencia vs. Fe"; son solo algunos de los tantos detalles losteanos que se pueden encontrar, y realmente DA ASCO. Porque, ¿era necesario que gente TAN CREATIVA E INNOVADORA utilize esos mismos recuersos que tanto nos fascinan en Lost, para querer explicar una historia que no tiene ni pies ni cabeza? No muchachos, gracias. Ya bastante con los números malditos, con la isla que se mueve en el tiempo y muertos que resucitan.

Más indignante aún, resulta (y quiero detenerme especialmente en esto) la literal DESTRUCCIÓN de un personaje amado y tan especial como el Sr. Spock. La cosa es así: por más millones de dólares que se tengan, por más ganas de querer reflotar la franquicia de STAR TREK, es inaceptable que se tome a este personaje, y se lo haga vagar por toda la nave, prácticamente buscando un cuartito en el ENTERPRISE para apretarse a Uhura. Vamos, por favor! ¿Quién se imaginaba salir del cine con el pensamiento de cruzarse con Spock y decirle: "Get a room, Spocky". Es que lo que lo hacía tan especial, era esa lógica que el tenía en la serie original, que contrastaba tanto con el personaje de Kirk. Y ojo, no es que Spock no haya tenido sus dilemas emocionales tanto en la serie como en las películas ( recordemos que el es mitad humano, mitad vulcano), pero esos dilemas eran tratados a la manera y a la medida de como un personaje como el lo merecía. Esto que vemos hoy en el cine, es una BAJEZA TOTAL. Repito: INACEPTABLE. ¿Era realmente necesario destruir la hermosura del amigo vulcano? La respuesta es un rotundo: NO.

Pero momento, ¿pensaron que aquí acababa todo? No, amigos! Hay más, mucho más!

Cuando escuché que Abrams iba a "reinventar" la serie, pensaba realmente que iba a ver algo que nunca había visto. Que finalmente iba a ofrecer algo para que el universo trekkie vuelva a nacer pero...... ¡¡ lo único que hicieron fue verse todos los capítulos de todas las series y todas las películas de STAR TREK!! Porque este film, no es más que una seguidilla de diálogos, de situaciónes, de hechos y de anomalías temporales que ya vimos antes, y que ¡estaban bien hechas!. Así que, nada de originalidad, nada de respeto por nada.

Recuerdo las últimas películas de STAR TREK, que no se estrenaron en cine. Recuerdo la batalla de NEMESIS donde el Enterprise se destruye contra los enemigos y mi querido amigo Data muere heroicamente. ¡Eso era emoción! Tambien recuerdo la hermosa FIRST CONTACT, donde los Borg (acaso el mejor invento de STAR TREK) quieren... destuir la tierra, aquellos mismos Borg que un tiempo antes asimilaban al capitán Picard y el comandante Riker decía que había que sorprenderlos, porque ya tenían todos los códigos de acceso a la Federación (lo siento amigo Romulano malo, ¡tu plan ya fue ejecutado!).

En fin, como me cansé de pegarle palos a la STAR TREK de Abrams, me relajo un poco.

La conclusión es la siguiente: yo entiendo, realmente lo hago. Había que lograr un éxito comercial que pueda hacer reflotar esta serie y que sea vista por millones de millones de personas, que también la van a ver porque es del creador de Lost y Fringe. Había que inventar un universo nuevo (literalmente), como una excusa para reflotar un clásico, que no necesitaba ser salvado, porque en el pasado ya nos había entregado a aquellos que lo seguíamos, las mejores imágenes, batallas, diálogos y personajes que podían crearse.

Pero bueno, parece que ni Abrams ni Lindelof pueden librarse del ya tan usado recuerso de la REALIDAD ALTERNATIVA, y pretenden sostener una historia que se desmorona por sí misma. ¿Por qué? Porque STAR TREK es un clásico,y los clásicos merecen el debido respeto como tales. Ahora, todo el mundo de STAR TREK, se hizo cenizas por el arma más letal y destructiva: el dinero.

Por suerte, nos quedan los dvd's, nos quedan los capítulos de las series. Por suerte, también, nos queda Lost, de donde muchos no deberían haberse despegado para perder el tiempo con este bodrío que no es más que una recopilación de viejas escenas memorables.

Quizá, dentro de unos años, alguien haga una remake de Lost también, donde Jack sea homosexual, Kate sea una prostituta, Sawyer un nerd, John Locke alguien éxitoso, y Ben Linus... bueno, mejor con Ben no me meto, por las dudas que alguien realmente lo haga! No quiero dar ideas. El punto es que quizá, así, se den cuenta de lo ofensivo y lo desagradable que es destruir aquello que marcó la infancia de muchos.

Ah! Y me olvidaba! Si van a hablarme de universos paralelos y todo ese papelón que vi en el cine, por favor... cuando hagan la segunda parte de este film, no vuelvan a poner antes del final aquella hermosa frase que comienza con: "El espacio, la frontera final..." Inventense un slogan nuevo, acorde a los cánones del mundo capitalista que requiere generar dinero a toda costa, porque ver esas palabras, en la boca de un Leonard Nimoy que hace diez años escribió un libro llamado "Yo no soy Spock", y que porque hoy se debe morir de hambre participa en este film decadente, resulta una terrible ofensa para los seguidores de STAR TREK.

Es que estos ya no "son los viajes de la nave espacial ENTERPRISE". Esos viajes ya muerieron. En realidad, disculpen el error, fueron asesinados.







1 comentario:

Luis Fanlo dijo...

Te felicito por tu comentario con el que coincido plenamente... ¡¡¡UNA VERGUENZA LO QUE HICIERON CON STAR TREK!!!!! y una GRAN DECEPCION CON RESPECTO A ABRAMS que como bien decís tanto en cine como en televisión previamente había sorprendido por su originalidad... espero que ahora no se les ocurra reinventar la Guerra de las Galaxias o Babylon 5.
Besos

Related Posts with Thumbnails